viernes, 26 de agosto de 2016

Entrevista: María Martínez





María Martínez creció entre libros y siempre supo que quería convertirse en novelista.

En la actualidad se dedica a tiempo completo a su pasión por la escritura y a ser madre. Cuando no está escribiendo, busca inspiración en el cine y en la música. Recorrer librerías es su modo de descansar. Ha publicado cuatro novelas con Ediciones B y dos con Titania.









Descríbete a ti misma como lo harías con un personaje de tu novela.
María es una persona a la que le cuesta hablar de sí misma. Siempre trata de pasar de puntillas, como si tuviera algún tipo de fobia a llamar la atención. Y es una actitud que choca bastante con todo lo que implica ser escritora en un mundo en el que las redes sociales nos mantienen expuestos constantemente. Si bien esa timidez desaparece en cuanto se siente cómoda, entonces se convierte en alguien extrovertido, a quien le encanta hablar.

¿Por qué decidiste escribir romántica?
Soy una romántica empedernida y escribir sobre emociones y sentimientos es una necesidad. No me bastaba con imaginar esos amores de película que se me ocurrían, tenía que conservarlos; y ponerlos en papel era la forma de asegurarme de que perdurarían. Vivo en primera persona las historias que escribo, me enamoro con cada novela, la siento, y experimentar todas esas sensaciones se ha convertido en una adicción.

¿Eres escritora de brújula o mapa?
Soy una mezcla de ambos. Suelo trabajar con notas, apuntes y documentación, pero una vez me pongo a escribir, la improvisación es la tónica. No suelo ceñirme a un guión intocable, preestablecido, ni tampoco espero a tener hasta el último detalle hilado para empezar una historia. Me gusta dejarme llevar y ver a dónde me arrastran esas primeras ideas.

¿Cuánto tiempo aproximadamente tardas en escribir una historia?
Depende de varios factores, incluso de la temática. Mis primeras novelas, todas  paranormales, entre ocho meses y un año cada una. Las últimas, de temática contemporánea o realista, sobre medio año. A veces creo que, cuanta más experiencia tengo, más rápido escribo y menos tiempo necesito.

¿En quién te inspiras a la hora de crear tus personajes?  
En mis primeras novelas no solía inspirarme en nadie en concreto, pero ahora me encanta ponerles cara mientras escribo: modelos, actores…, pero nunca nadie real de mi entorno. Fijarme en ellos me ayuda a darles forma y a sentirlos más cerca. Mi maravilloso descubrimiento a este respecto ha sido Pinterest. Sus tableros llenos de imágenes son una fuente inagotable de ideas para mí. Aunque esa  inspiración es solo física, visual, rasgos que me resultan atractivos y poco más, paisajes y momentos.

¿Qué es lo más divertido que te ha pasado en tu faceta como escritora?
Divertido no sé si lo fue, pero sí lo que más me ha impactado hasta ahora. Fui como autora invitada a un Encuentro de clubes de lectura, formados por chicos de entre catorce y dieciocho años. Una de sus lecturas había sido mi novela El encanto del cuervo y les había gustado mucho. Hubo un acto, un encuentro, después un desayuno. Y durante ese desayuno vi por primera vez cómo una chica se echaba a llorar con un ataque de nervios porque quería hablar conmigo. Se sabía todos mis libros, recordaba hasta el último detalle, estaba escribiendo fanfics… Son cosas que nunca crees que te van a pasar y que, cuando pasan, te dejan muda.


Podéis obtener más información acerca de ella y sus libros pinchando aquí.


Desde LecturAdictiva queremos dar las gracias a la autora por esta entrevista. 

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada