viernes, 16 de diciembre de 2016

Entrevista: Rosa Alcántara Menéndez


Rosa Alcántara Menéndez nació en Málaga, es una escritora española de novela bajo el nombre de RosA. Menéndez. Pasó la infancia y adolescencia en Barcelona para
posteriormente regresar a Málaga con su familia, donde terminó de formarse y ha desarrollado parte de una brillante carrera profesional en el mundo de la ingeniería y arquitectura. Comenzó a escribir relatos siendo muy joven, aunque dio el salto a la novela en el año 2014 cuando decidió dedicarse por completo a una vocación que había tratado de ignorar. En mayo de ese año publicó su primer libro: Indestructible, con el que los lectores quedaron fascinados por su gran capacidad para meternos de lleno en otras vidas, ciudades o atmósferas. A partir de ahí creyó posible hacer realidad un sueño y con sus siguientes trabajos: Trébol rojo y la trilogía Ivory manor, está consiguiendo la fidelidad del público que ya la había descubierto y atrayendo nuevos lectores en todo el mundo que valoran la sutileza y elegancia de unas tramas sólidas, con una lectura fluida salpicada de humor sin olvidar unos personajes bien definidos o un ritmo trepidante que genera adicción en el género de la romántica contemporánea.



Descríbete a ti misma como lo harías con un personaje de tu novela.

Soy una mujer optimista, quizás demasiado, y se nota en la confianza que transmiten mis gestos cuando a veces es una percepción engañosa. Tengo una estatura media, o al menos eso creo de mi metro sesenta y cinco, un peso acorde que suele costarme mantener porque me privan los dulces, y un rostro bien conservado para haber pasado ya los cuarenta: ojos oscuros, unas pestañas espesas bastante largas, nariz fina tirando a aguileña, y una boca ni gruesa ni delgada donde empiezan a marcarse los surcos del tiempo vivido con ansia; muy bien empleado en disfrutarlo con amigos, en viajes o simplemente contemplándolo.

¿Por qué decidiste escribir romántica?
Con mi primera novela, Indestructible, no fue una elección porque no tuve más opciones. Luego, cuando llegó la siguiente decidí que, aunque la trama fuera una historia de acción y aventuras, el romanticismo estaría presente porque no conozco ninguna situación interesante en la vida donde no haya; en cualquier forma de expresión se refleja el amor. En mi caso tengo intención de ir mezclándolo con intriga y suspense.

¿Eres escritora de brújula o mapa?
Diría que de mapa, si hablamos de saber en todo momento qué voy a escribir porque tengo planificada la novela. Pero no quita para dejar cierta libertad a los personajes sin darles el control absoluto; mi obra es mía y necesito contarla yo.

¿Cuánto tiempo aproximadamente tardas en escribir una historia?
Depende. Por ejemplo, hace unos días me encargaron un relato, algo totalmente imprevisto, y después de cavilar mucho, cuando conseguí tener clara la historia, han sido un par de días (quince páginas). En una novela de tamaño medio, unas cuatrocientas páginas para mí, teniéndolo todo bien estructurado puedo tardar un mes o mes y medio; aparte luego tiempo de barbecho y revisión.

¿En quién te inspiras a la hora de crear tus personajes?  

Ni idea. Siempre tengo primero la visión general de toda la novela, y ahí ya sé cómo quiero los escenarios y los caracteres de los personajes. El físico es algo importante para el lector, pero a mí solo me condiciona por las descripciones, ya que al escribir nunca tengo rostros en la cabeza, me guío por cómo he perfilado sus comportamientos.

¿Qué es lo más divertido que te ha pasado en tu faceta como escritora?

De momento, investigar y documentarme me apasiona, pero reírme a gusto se lo debo a las cientos de lectoras que he tenido la suerte de conocer, paso mucho tiempo hablando con ellas en las redes sociales. No solo he descubierto a personas fantásticas, sino también me ayudan a mejorar y, sobre todo, me despejan la mente con alegría.


Desde LecturAdictiva queremos dar las gracias a la autora por esta entrevista. 

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada