jueves, 15 de septiembre de 2016

Maldad latente, Sandra Brown

Comprar aquí



Maldad latente, Sandra Brown

Editorial: Ediciones B / 15 junio 2016 ISBN: 9788466659321 Papel: 18,00 € Páginas: 416
Género: Suspense
Serie: Independiente


Un vibrante thriller que plantea la eterna pregunta: «¿El fin justifica los medios?», y le da la vuelta por completo.
La doctora Emory Charbonneau, pediatra y corredora de maratón, desaparece en un sendero montañoso de Carolina del Norte. Su marido, Jeff, enfadado por una pelea reciente, denuncia su desaparición, pero para entonces el rastro de Emory ya se ha borrado.
Mientras la policía sospecha que Jeff se ha procurado un «divorcio instantáneo», Emory ha sufrido una inexplicable herida en la cabeza y, cuando recobra el conocimiento, descubre que es prisionera de un hombre con un pasado violento y siniestro que se niega a decirle su nombre. Emory decide que debe escapar de él, asumiendo todos los riesgos necesarios aunque su vida corra peligro.
Sin embargo, de forma inesperada, ambos se ven envueltos en un peligroso encontronazo con personas que tienen un código de justicia propio. Lo malo acaba siendo bueno en manos de un hombre que infunde temor, pero también despierta la pasión.

Maldad latente combina el increíble suspense y la potente narración que han convertido a Sandra Brown en una de las autoras más queridas a nivel internacional. Es una novela increíblemente absorbente sobre el amor, la traición y las elecciones que debemos hacer para sobrevivir. 



 Sandra Brown era una autora desconocida para mí, no había leído nada suyo y la verdad es que este libro ha hecho que la tenga en cuenta como posible futura lectura. Me ha sorprendido agradablemente y creo que puede ser una buena autora para seguir leyendo más adelante.

Su novela me parece muy interesante, tiene una intriga creíble y bien descrita, con un buen ritmo que nunca cansa y que te deja siempre expectante, deseando saber qué va a pasar. No es una trama excesivamente compleja pero te la presenta de tal manera, descubriendo nuevos datos de forma progresiva, que hace que siempre quieras saber más.

Los personajes son variados y están bien construidos. Está Emory, la protagonista, que tiene problemas en su matrimonio y que después de un “accidente” entrenando para un maratón se ve atrapada en casa de un desconocido peligroso y que da bastante miedo. Luego está el protagonista, cuyo nombre no sabemos y es una de las grandes intrigas de la novela. Es un macho alfa, brusco, fuerte y con formación militar. Tiene los medios para ayudar a la protagonista pero no lo hace exactamente en la forma que a ella le gustaría, por lo que a esa personalidad amenazante hay que sumar que sospechamos que está huyendo de algo, lo cual lo hace aún más peligroso. Poco a poco, vamos comprobando que es un buen tipo con su corazoncito y eso es lo que confunde a Emory (y también al lector).

Tenemos al marido arrogante, clasista y egoísta que nos cae fatal desde el primer segundo y que encima le es infiel a la protagonista (y lo sabemos desde el minuto cero, no estoy destripando la trama). Los policías de pueblo son humanos y cercanos, profesionales y realistas y eso hace que les veamos como los buenos. Hay otros secundarios que complican la historia y al mismo tiempo la hacen avanzar, haciéndonos descubrir nuevas facetas de los protagonistas.

Algo que me confundió ligeramente y que tal vez sea una de las pocas cosas que se le puede criticar al libro, es como resuelven el misterio del protagonista desconocido. Durante toda la novela parece una cosa, te inducen a creer eso, aunque bien es cierto que él va demostrando ciertas incoherencias con esa imagen o esas sospechas. No puedo dar detalles sin hacer spoiler pero solo decir que quizás esa resolución fue un poco demasiado “fácil y bonita”, al menos yo esperaba algo más complejo acostumbrada como estoy a la novela negra. No significa que esté mal resuelto o que no tenga sentido, solo que personalmente creía que sería más oscuro y enredado.

Desde la editorial, te presentan la novela como una obra de suspense romántico y he de decir que no estoy muy de acuerdo con esta clasificación o definición. Para mí, es una novela de intriga y de suspense pero el romance es bastante anecdótico y puntual. Si que es verdad, que entre Emory y “el protagonista desconocido” surge cierta atracción pero sinceramente, dadas las circunstancias en las que se conocen y transcurre el principio de la novela me parece un poco fuera de lugar. Luego ocurren determinadas cosas que hacen más creíble y comprensible ese inicio de romance y que terminan de arreglar esa sensación de que quizás estuviera algo forzado.

Como novela de misterio o intriga me parece genial, interesante y la recomiendo. Tiene un buen ritmo, es ágil, con buenos personajes, creíbles y bien construidos y que engancha. Tiene varias voces que hacen avanzar la trama y te proporcionan diferentes perspectivas, lo que ayuda a que la lectura sea más amena y a que te pases el rato haciendo elucubraciones. El final me gustó mucho y fue inesperado, cosa que me encanta en este tipo de libros. Eso si, como novela romántica a mi  no me convence, si esperas romance mejor busca otro libro pues es posible que te lleves una decepción.

Valoración: 8


Leelan
Junio 2016

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada