jueves, 7 de enero de 2016

Martina con vistas al mar, Elísabeth Benavent

Comprar aquí



Martina con vistas al mar, Elísabeth Benavent

Editorial: DeBolsillo / 2 junio 2017 ISBN: 
9788466338318 Bolsillo: 9,95 Páginas: 672
Editorial: Suma / 21 enero 2016        ISBN: 9788483658482 Papel: 16,90€  Páginas: 672
Editorial: Suma / 21 enero 2016        ISBN: 9788483658765 Ebook:  9,99€  Páginas: 672
Género: Erótico
Serie: 1º 
Horizonte Martina

Si te llamas Martina, llevas siempre la melena recogida, eres absolutamente cerebral...
Si te has formado para ser chef y perteneces al equipo de El Mar...
Si has sentido un chispazo al conocer a tu jefe, Pablo Ruiz, excéntrico cocinero con estrella...
Si no soportas su indumentaria hipster, pero te irías a cualquier parte si él te lo pidiera...
Eres sin dudarlo la protagonista de esta historia...
Y tu vida, tan ordenada, está a punto de cambiar.


Después del éxito de las sagas Valeria, Silvia y de la trilogía Mi elección, con más de 400.000 ejemplares vendidos, Elísabet Benavent regresa a la ficción con una historia de amor irrefrenable, súbita, auténtica, un binomio eléctrico, una combinación explosiva que demuestra que en cuestión de amor no se puede negar la evidencia y que no depende de nosotros a quien amar. Martina con vistas al mar es la primera parte de Horizonte Martina, una mezcla de cocina, pasión, sexo y carcajadas, una bilogía llena de sorpresas que te hará vivir momentos únicos y que te conquistará para siempre. Placer para los sentidos.


  

He de confesar que este libro me ha sorprendido muy agradablemente. Empecé la saga de Valeria de esta misma autora y la dejé en el primero, pues no consiguió engancharme, no me gustaba ni conectaba con nada de la historia. Sin embargo con esta novela ha sido todo lo contrario, me ha atrapado irremediablemente desde la primera página y no he podido parar de leer hasta terminarla. La he devorado, la he disfrutado, me ha apasionado profundamente.

La historia en principio tenía poco o nada que ver conmigo: una protagonista muy rígida y contenida, un protagonista muy hipster y de arrebatos emocionales, un restaurante de alta cocina y todo lo que esa mezcla en apariencia extraña conlleva. Pero esa combinación, no sé muy bien cómo, hace magia porque todo funciona a la perfección, encaja, engancha, emociona y apasiona. Esta obra es divertida, con un punto gamberro y picante, es tierna, ardiente y con unos personajes (principales y secundarios) de los que te enamoras y encariñas sin poder remediarlo.

Martina sueña con ser chef, pero su gran handicap es que es una persona muy rígida, cuadriculada, estricta, le gustan y necesita las normas para funcionar ya que no se le dan bien las relaciones sociales, es torpe en el trato con los demás. Parece fría y distante aunque en el fondo es una persona apasionada con su trabajo que verá cómo también es capaz de apasionarse con la vida. El sueño de Martina es trabajar en el restaurante “El Mar” donde el chef es Pablo Ruiz a quien admira profundamente. La protagonista consigue su trabajo soñado, solo que las cosas no serán tan fáciles ni sencillas con él, porque éste la descoloca, se sale de la visión que tiene de un gran cocinero y no sabe muy bien cómo reaccionar.

Pablo Ruiz parece más un cantante de rock que un chef con estrellas Michelin. Es guapo, alternativo, cercano, vital, impetuoso y vehemente, un genio creativo con un carácter explosivo y con una forma de ser que descoloca a alguien tan contenido como Martina. Desde el principio se ve atraído por ella, siente que hay mucho más detrás de esa fachada tan inflexible, que hay pasión en el alma de Martina. Y decide ayudarla a romper esa rigidez, a que salga de la concha y alcance todo lo que la vida tiene que ofrecerle. Pero Pablo, tan maravilloso y encantador, tan pícaro y granuja, tiene bastantes problemas y un secreto muy oscuro que lo martiriza. Tiene un pasado tormentoso que quiere dejar atrás aunque no sabe bien cómo.

Es maravilloso ver la evolución de los personajes, cómo Martina se va desprendiendo de esa inflexibilidad, de esa austeridad y agarrotamiento y se deja llevar, decide sentir y dejar que los demás le lleguen al corazón. Y cómo Pablo, el pillo encantador, va conociéndose a sí mismo y empieza a ordenar su vida, a dar los pasos para lograr lo que realmente quiere. Ninguno de los dos desea una relación formal, ninguno quiere enamorarse, pero no van a poder evitarlo.

Los personajes secundarios son una parte fundamental de la novela porque reflejan el mundo de Martina y la acompañan en su viaje de descubrimiento personal. Sus historias también resultan interesantes, amenas y te encariñas con ellos, sus formas de ser le ponen el punto gracioso, cómico y payaso a situaciones normales y no tan normales de la vida diaria. Mención especial a Amaia que es una lunática encantadora que no parece de este mundo.

Es una novela muy divertida, muy picante y atrevida, hay mucha pasión y sexo, y en ocasiones a veces resulta un poco brusca e incluso soez, pero en el libro se reflejan las verdaderas conversaciones que puedes tener con tus amigas tomando un café o unas copas, te sientes identificada. Utiliza un lenguaje muy coloquial en el que te puedes reconocer, es un poco como leer Sexo en Nueva York, pero en Madrid. Es una obra que a pesar de su extensión se te hace corta porque engancha y tiene un final de infarto que te hace necesitar con desesperación la segunda parte.



Valoración: 9


Leelan
Diciembre 2016 





0 comentarios:

Publicar un comentario