miércoles, 1 de julio de 2015

Persuasión, Johanna Lindsey

Comprar aquí


Persuasión, Johanna Lindsey

Editorial: Vergara / 24 junio 2015 ISBN: 9788415420910 Trade: 17,00€ Páginas: 352
Género: Histórico
Serie: 11º Los Malory

James Malory zarpa rumbo a Norteamérica para cumplir la promesa hecha a su familia política: Jacqueline, la hija que tuvo con Georgina, celebrará allí su presentación en sociedad. Judith Malory, que se niega a perderse el debut de su querida prima, convence a sus padres de retrasar su propia presentación unas cuantas semanas y así acompañarla a Connecticut.

Ninguna de las chicas tiene intenciones de enamorarse por el momento, pero los planes de Judith se ven truncados cuando a bordo del barco se encuentra cara a cara con el fantasma que ha estado acechando sus sueños.


Sin que los Malory sepan nada, Nathan Tremayne, el carpintero de a bordo, es un contrabandista con la soga al cuello. Decidido a llevar a cabo una misión secreta en Norteamérica con la que podría ganarse el perdón, Nathan sabe que Judith Malory no puede acarrearle más que problemas…




Como pasa el tiempo, todas hemos crecido junto a esta gran familia y ya ha llegado el momento de que las herederas Malory alcen el vuelo, y es que tanto Jack como Judith, las hijas de nuestros adorados James y Anthony Malory han crecido, ha llegado el momento tan esperado por las seguidoras y tan temido para sus respectivos padres, de que hagan su presentación en sociedad, la búsqueda de marido ha empezado pero como no podía ser de otra forma nada va a ser tan fácil con ellas, porque de casta le viene al galgo y ellas han heredado la fuerza de voluntad de sus padres, por lo que esa búsqueda será como suele ser todo en esta familia “muy original”.
 
Vamos a encontrar a dos jovencitas bastante independientes, diferentes entre sí, pero tan unidas como lo han estado siempre sus padres, pero a pesar de la importancia y de la fuerza de las dos, la protagonista en esta historia es Judith, la hija de Tony. 

 
Judith y Jack siempre han estado juntas, no hay lugar donde una vaya que no esté acompañada por la otra, aunque diferentes en sus formas de actuar, tienen en común una cosa, solo se casarán por amor, y a poder ser nunca en la primera temporada, por lo que cuando llega el momento del debut en sociedad James tiene que cumplir la promesa de que la presentación de Jack sea en Norteamérica, y a regañadientes tendrá que hacerlo, un mero trámite que cuanto antes se quite de en medio mejor y en ese viaje como no podía ser de otra forma irán las dos primas. 

 
Y en la travesía Judith se encontrará con su fantasma de la niñez, aquel que un día se encontró en una vieja mansión deshabitada junto a la de su tío Derek, y donde antes de partir un desconocido le robó su primer beso, y ese fantasma no es otro que Nathan Tremayne, un joven con muchos secretos, que está embarcado como carpintero en el barco de su tío, y Judith no puede evitar sentirse atraída por él como una polilla a la luz, lo que empieza con un enfrentamiento irá dando paso a la amistad, al conocimiento mutuo pero también a malentendidos que pueden separarlos para siempre.

 
Nathan perdió a su padre asesinado por el competidor de éste, ahora busca venganza, pero primero debe saldar sus cuentas con la justicia y recuperar su barco robado, su oportunidad es embarcar en el Doncella George, un barco que viaja rumbo a Norteamérica, es perfecto salvo que va lleno de aristócratas, algo que Nathan odia, pero la vida te da sorpresas y allí se reencontrara con la joven que puede desbaratar todos sus planes si lo desenmascara, ¿la mantendrá callada si la seduce o será él quien acabe seducido por la dulce y persistente Judith?

 
Me ha gustado mucho, hacia tanto tiempo que no disfrutaba de un buen libro de esta familia, que solo esperaba llevarme una decepción y para nada, es una historia dulce y muy romántica, sí que es verdad que he echado en falta el toque de humor de sus antiguos libros, donde la autora me arrancaba la carcajada pero si tiene su toque divertido, porque aunque Judith es la protagonista quien me ha encantado es Jack, una secundaria con muchísimo peso, porque desde luego no se puede ser más parecida a su padre de lo que es ella, descarada, directa, impulsiva y leal. Sin pelos en la lengua es la que aporta el toque divertido a la historia además de la introducción de una intriga que supongo se desarrollará en su libro, que estoy deseando leer, porque creo que puede dar muchísimo juego.

 
Con la presencia constante de James, Tony, George e incluso los hermanos de George, he disfrutado volviendo a sentirme como en casa, reencontrarme con esta increíble familia, ver el lado vulnerable y protector de unos padres que adoran a sus hijas, que espantan a los pretendientes pero que darían su vida y todo lo que tienen para conseguir su felicidad. Me han vuelto a enamorar, y a hacer reír con su forma de ver la vida y de actuar siguiendo sus instintos. 

 
En resumen, una buena historia, entretenida, romántica y llena de malentendidos, con su toque de intriga y que nos abre camino hacia un nuevo horizonte lleno de Malorys y de venganzas y secretos, rápida de leer y que te engancha, he podido ver de nuevo a la Lindsey que me hizo adicta a la novela romántica. Una novela muy recomendable.

 
Valoración: 8,5

Rosamoni



Todas nosotras (sobre todo las que tenemos cierta edad) hemos dado nuestros primeros pasos en la romántica de la mano de Johanna Lindsey. Ella nos hizo enamorarnos del Oeste americano, de los salones londinenses, de los mares del sur. No ha habido ninguna como ella, prolífica autora y también muy dispar. Sus libros pueden ser buenísimos como malísimos, no hay un punto intermedio. Últimamente la reina había perdido su toque mágico, parecía que la mente prodigiosa que había creado todas esas historias que nos llevaban a enamorarnos de protagonistas como los hermanos Mallory, James y Anthony, o como Chandos, el mestizo, o Ángel el pistolero, etc., ya no era capaz de hilvanar algo que fuera medianamente legible.
Pero no en vano es la reina, y aunque no ha llegado al nivel de sus anteriores obras, parece que con Persuasión está recuperando el “don”.

La familia Mallory es una saga demasiado extensa y a mi parecer debería darle carpetazo ya, pero como son un valor seguro, no es de extrañar que el “retorno” de la autora se haya producido escogiendo a las nuevas generaciones de Mallory

Ahora ya tenemos hijos, e incluso nietos de los hermanos originales. Los Anderson la familia americana que George incorporo a la saga, se ha cruzado con miembros de la familia mediante matrimonios, de tal manera que ya no sabes quién es quién.

Los protagonistas por excelencia siempre han sido James y Anthony. En cualquier foro de romántica si sueltas la pregunta de quién es tu protagonista favorito el 50% dirá a alguno de los dos. Lógico pues que en esta ocasión se haya elegido a las hijas de estos dos libertinos.

En un principio la historia gira entorno a Jack (hija de James) y Judith (de Anthony), sin embargo la balanza se inclina hacia Judith pues naturalmente tenemos que sacar nuevo libro para Jack.

Las dos primas son inseparables desde la niñez. La amistad de sus padres, la cercanía de sus hogares, permite incluso compartir profesores, si bien el plan de estudios es algo diferente para cada una. Jack aprende esgrima, Judith costura y piano.

De las dos, Jack es la decidida, la valiente y la protectora. Judith es la lógica, la calmada y la elegante, Ambas se complementan a la perfección. Es indiscutible entonces que cuando se haya de preparar su presentación en sociedad lo hagan juntas también. Y si para ello se ha de fletar la extensa flota naval de la familia Mallory-Anderson, y cruzar un océano, pues se hace.

En el barco, Judith inicia una relación con uno de los marineros, un fantasma de su pasado, nunca mejor dicho. Pues cuando eran pequeñas y alocadas, ambas primas habían incursionado en una mansión abandonada, dónde se encontraron con un joven, y en su imaginación hiperactiva, tomaron por un fantasma atormentado.

Nate Tremayne, parece un típico protagonista Lindsey. Guapo, audaz, atormentado por un crimen y su deseo de venganza. Con gran sentido del humor, y con ese rasgo apasionado y posesivo que nos encanta.

Durante la travesía, la atracción que ambos sienten se va afianzando poco a poco, hasta alcanzar su proceso lógico en estas novelas, es decir, primero el acto sexual y después el amor apasionado. Tendrán que vivir un montón de aventuras en esos escenarios de los mares del sur que también se le daban a su autora.

La desconfianza mutua va a separarlos, pero no por mucho tiempo. El amor que todo lo puede los unirá de nuevo, e incluso derribará un obstáculo tan grande como es Anthony Mallory y el instinto de superprotección de su pequeña.

En definitiva, una novela sencilla y bastante entretenida, sin llegar al nivel de las entregas más antiguas de la serie, pero superando ampliamente las decepcionantes últimas novelas.

Valoración: 6, (por ser Johanna Lindsey)

Mary Jo 

 

0 comentarios:

Publicar un comentario